cuidados coche cuarentena

Aprende a cuidar tu coche durante la cuarentena

Desde el pasado 14 de marzo nuestro país vive en estado de alarma como medida de prevención ante el masivo contagio de la enfermedad Covid-19. Entre otros asuntos, la legislación que lo regula, obliga a que miles de personas permanezcan confinadas en sus hogares, pues solo se permite salir para hacer la compra o cuestiones de máxima urgencia. En este escenario, por tanto, muchos centenares de coches permanecen estacionados en las calles. Para evitar que este estado de inactividad les termine pasando factura hemos preparado este artículo con la ayuda de Taller Sevilla.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la edad del vehículo influye para llevar unos cuidados u otros, sobre todo, porque si ya tiene más de 10 años, hay que vigilar más cuestiones que si el coche acaba de salir del concesionario. En ambos casos, se recomienda, siempre que sea posible, resguardarlo de la intemperie en un garaje y, si se tiene a mano, colocarle una funda protectora.

A continuación vamos a resumir los cuidados imprescindibles.

Neumáticos: hay que cuidar de cambiar la posición del coche para que todo su peso no apoye durante muchos días en los mismos puntos de las ruedas, lo que puede provocar que terminen desfigurándose. Con unos cuantos centímetros será más que suficiente. En este sentido, también se recomienda llenar las ruedas por encima de la presión recomendada por el fabricante.

Batería: es uno de los elementos a los que más importancia hay que darle, ya que si el coche tiene cierta antigüedad, con el paso de los días, entre 15 o 30 días, la batería puede terminar descargándose y cuando la necesitemos para arrancar notemos que ya no le queda energía. En vehículos que tengan cerca de una década, lo mejor es desconectar el borne negativo, pero en otros muchos coches, que cuentan con una configuración electrónica más avanzada, esta simple operación no puede llevarse a cabo. En estos casos, lo mejor es arrancar el coche cada cierto tiempo durante unos minutos y pegar algún acelerón. Eso sí, hay que procurar hacerlo en un espacio ventilado para que no terminemos inhalando el humo del escape.

Líquidos: en este caso, lo recomendable es comprobar que están, desde el primer momento, en los límites establecidos por el fabricante, pues así será mucho más sencillo conocer, tras el periodo de inactividad, si se ha producido algún tipo de pérdida.

Carburante: siempre es bueno tener el depósito por encima de la mitad para impedir la combustión de algunos componentes del carburante que pueden perjudicar al motor. Además, si hay poco líquido dentro del tanque puede terminar por evaporarse. Eso sí, si el coche va a quedarse parado muchas semanas, lo mejor es vaciar el depósito por completo para evitar que se termine corroyendo. De esta manera, evitaremos una reparación muy costosa.

Interior / exterior: desde Taller Welcome Móvil, como expertos en chapa y pintura, nos recuerdan que una pequeña reparación de carrocería puede esperar unas semanas perfectamente. Lo mismo ocurre con alguna revisión o cambio de aceite que estuviera programado. Al hilo de esto, hay que recordar que el Gobierno ha permitido aplazar las ITV de los coches que tuvieran que pasarla en este tiempo. Eso sí, si el coche va a estar aparcado en la calle, es conveniente evitar alojar objetos en su interior que puedan atraer a ladrones.

Hasta aquí, nuestros consejos. ¡Buena cuarentena!